jueves, 21 de junio de 2018

El verdadero significado del Yoga


"Yoga" significa juntar dos cosas - fusionarse. Algunos pueden decir que es la fusión del jivatma con el Paramatma - el alma individual con el Alma Suprema, - o del devoto con Dios. Pero, en verdad, el Yoga es justo lo contrario. El Yoga no es unir, sino separar. Es apartarse del concepto erróneo de que alguna vez estamos separados de Dios.

En verdad hay, siempre ha habido y siempre habrá nada más que la Unidad. Esto es porque no hay más que un Ser verdadero expresándose en toda la creación. Todas las personas, las montañas, los ríos, los animales, las plantas y los árboles son solo este Ser Verdadero. Pero, en nuestro estado actual, estamos dominados por nuestro sentido del "yo" y el "mío". Nuestros gustos y aversiones son tan fuertes, que no podemos comprender la verdad de la Unidad. Por lo tanto, creemos que estamos separados unos de otros y de Dios.

Aquí hay una historia para explicar esto: una vez hubo un niño en una feria que se perdió de su madre. Él no sabía qué hacer. Miró a todas partes, pero todas las personas que vio eran extrañas. En su pánico, comenzó a correr. Pero no importa a dónde fuera, no veía a su madre. Luego se cayó y comenzó a llorar. Estaba llorando tan fuerte como pudo. Fue entonces cuando sintió el beso de su madre en su frente. 

De hecho, el niño no se había perdido. Él ni siquiera había estado en una feria. Él siempre había estado en los brazos de su madre. Se había quedado dormido y solo estaba teniendo una pesadilla de que no podía encontrar a su madre. Nuestra llamada "separación" de Dios es así. Para entender nuestra situación, todo lo que tenemos que hacer es despertarnos. Entonces veremos que nunca hemos estado separados de Dios - la madre universal de todos.

Todas las prácticas espirituales, ya sea el servicio desinteresado a la sociedad, la meditación, el canto de mantras o el estudio de las escrituras, son para ayudarnos a despertar de nuestro sueño. Debido a que estas prácticas nos acercan a Dios, las llamamos Yoga.

En la actualidad lo que la mayoría de las personas considera "Yoga" es Hatha Yoga - usar estiramientos y posturas específicos como medio de meditación. Cuando se hace con la conciencia adecuada, tal Yoga puede ser una práctica espiritual muy beneficiosa. En el Hatha Yoga, cuando te mueves y mantienes posiciones tratas de mantenerte consciente de cada movimiento. A medida que tus brazos suben, tratas de ser totalmente consciente de ese movimiento. Del mismo modo, cuando los brazos vuelven a bajar. A través de esta conciencia externa, también estás ganando conciencia interna. Cuando se realiza así, el Yoga no es solo una forma de ejercicio, que también mejora nuestra salud física, sino también se convierte en una práctica espiritual genuina, refinándonos mental y espiritualmente, haciendo que nuestra mente sea más sutil y consciente.

De hecho, cada acción realizada con conciencia se puede llamar Yoga. Deberíamos tratar de inculcar el mismo grado de conciencia que tenemos al realizar las posturas de Yoga en todo lo que hacemos. De esta manera, podemos enfocarnos en nuestro verdadero Ser. Nos daremos cuenta de que siempre ha habido paz y unidad.

Amma

lunes, 21 de mayo de 2018

Sintonía con un Satgurú - dualidad emocional frente al gozo del Ser


Para disfrutar del gozo (ananda) de Babaji hay que establecer primero una sintonía exclusiva con él, descartando todo lo demás. A partir de esta sintonía y de esta entrega surge el ananda. Es un gozo muy específico, que exige una sintonía completa, sin desviación, y que te permite actuar en el mundo, no te invalidad para la acción.

El obstáculo que se interpone ante Babaji es el propio ego con su bagaje de placeres emocionales irrenunciables - este ego no concibe la existencia del ananda, gozo del Ser; cree que la vida sería deprimente al renunciar a ellos. Entonces hay que saltar del placer, siempre dual, con su cara y su cruz, al gozo, que no es dual, porque es la naturaleza misma del Ser.

Esta sintonía gozosa proporciona también guía e inspiración para la vida. No requiere horas de meditación para ser lograda, sólo sintonía completa y entrega paciente inmediata, en el momento, sin expectativa condicionada de resultados. No requiere ni técnica ni mantra ni kriya especial (aunque pueden preparar el terreno para ella).

lunes, 14 de mayo de 2018

Devoto frente a discípulo


Devoto y discípulo son cosas diferentes. Los maestros y maestras realizados aceptan la devoción de todo el mundo, y en la medida en que es posible - por el karma del devoto o por su receptividad - responden con una bendición o gracia. El devoto ruega al maestro que le ayude en problemas determinados, y puede recibir esa ayuda. Mucha gente está en el nivel de devotos, en busca de gracia. Y está bien, porque la naturaleza de los maestros es ayudar. 

Ser discípulo es otra cosa. El discípulo, más que buscar favores para su vida, la entrega a un maestro, que se hace entonces responsable de la realización final del discípulo. El discípulo aprende a recibir la guía del maestro a través de su sintonía interna. La entrega del discípulo incluirá finalmente la entrega de su ego - y el resultado es su realización del Ser. Que uno pretenda librarse de su ego y realizarse por sí mismo es como pretender levantarte del suelo tirando de ti hacia arriba; no es posible, necesitas un agarre exterior a ti para elevarte - algo que escape de tu ego. Uno sólo es discípulo si un maestro lo acepta, y el proceso de transformación del estudiante suele comenzar en la búsqueda de tal aceptación. “Son indispensables la muerte del ego y la construcción de tu propia mansión bajo la gracia de Dios y del Gurú”; “no puedes tener éxito a menos que tú mismo hagas el esfuerzo y mueras” dijo Kriya Babaji (La voz de Babaji).

lunes, 7 de mayo de 2018

Mantra Yagna en Valencia


Mantra Yagna - canto de mantras en el fuego, que baila con las vibraciones y las expande a todas partes, en beneficio de todos los seres.

Nuestra salvación consiste en la salvación de todos


Ese Dios viene a nosotros en la forma de los necesitados, los enfermos, los pobres, los desdichados; no es un extraño para nosotros, en absoluto. Así, cuando ofrecemos nuestra mano de ayuda a las clases pobres, estamos en realidad ofreciendo nuestra devoción a Dios en ellos, y no les estamos ayudando, como se suele decir. Nuestra salvación consiste en la salvación de todos, que son la verdadera manifestación de Dios. Esa Realidad eterna indivisible e inmutable que se muestra en todos los cuerpos, ricos y pobres por igual, en los cuerpos de los más grandes héroes y en los cuerpos de las criaturas más tímidas, es la única verdad del amor en todo. Más aún, el amor real es desinteresado, no conoce el miedo, no conoce los celos y no conoce el regateo.

- ‘La voz de Babaji’

domingo, 6 de mayo de 2018

Compartiendo la luz


Cuando se comparte la luz hay más luz en todas partes. Tercera Iniciación de Kriya Yoga en Valencia.

viernes, 4 de mayo de 2018

Comunión


Las experiencias de los yoguis desafían nuestros conceptos. Rajarsi Janakananda era un infeliz multimillonario norteamericano hasta que tuvo la "suerte" de encontrarse con Yogananda. Se convirtió en su principal discípulo, Oriente y Occidente se unieron en esta relación:

"¿Qué es la verdadera comunión con Dios? No se trata solo de creer que Dios existe, o que Dios es amor. Uno realmente puede experimentarlo. Y esa es verdaderamente la sagrada comunión.
Recuerdo cuando esta conciencia vino sobre mí. Paramahansaji había dado sus conferencias en Kansas City y luego había organizado una serie de clase, a la que asistí. Cuando terminó la primera clase, me encontré sentado en perfecta quietud, algo que nunca había experimentado antes. Toda la habitación se llenó de una maravillosa luz blanca, y parecía que la luz me sostenía, me calmaba y me llenaba de paz. Miré hacia Paramahansaji y vi que la luz era más fuerte a su alrededor. Me di cuenta de que él me envió una pequeña sonrisa, y la luz se hizo más brillante; y me sentí parte de esa luz divina. Desde entonces, he podido sentir a Dios. Sé que Él es real. Ya no hay ninguna duda. No tengo que depender de lo que nadie me diga; Lo sé. Si no experimentase esto por mí mismo no hablaría de ello.

Hasta ese momento estaba saltando continuamente de una persecución a otra, tratando de encontrar algo de alegría, algo de felicidad y paz. Después de todo, todos estamos buscando algo. Pero no sabemos qué es. Queremos traernos algo de alegría, algo que nos haga sentir felices. Pero nunca estamos satisfechos. Alcanzamos un deseo y pasamos a otro, destruyendo nuestra paz y salud en todos ellos. Cuanta más riqueza tenemos, más se convierte en una carga y más infelices nos volvemos. Esa era mi vida antes de conocer a Paramahansaji."