miércoles, 20 de julio de 2016

Om, el camino del vuelta al Uno


El Uno decidió convertirse en muchos, por su propio entretenimiento, o quizás para compartir su gozo. Y en entre el Uno y los muchos está la vibración cósmica del Om, que genera toda la multiplicidad. El yogui sintoniza con la vibración omnipresente de Om, la escucha y se absorbe en ella, y entonces empieza a presentir y a vivenciar esa única Presencia que está en todas partes. El Om se convierte así en el camino de vuelta al Uno.

"En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir", Juan 1.1-4.

martes, 21 de junio de 2016

El Yoga es para la gente, no la gente para el Yoga


A veces me sorprendo cuando alguien viene a clase de Yoga con la inquietud de si "lo hará bien". Yoga es el arte de identificarte con lo que realmente eres, y los yoguis dicen que somos Existencia-Consciencia-Gozo. La clase es para experimentar eso. En el Kriya Yoga usamos las asanas como preparación, para crear un equilibrio para la meditación posterior, no enfatizamos el perfeccionismo postural, el hacerlo así o asá, sino la relajación. El cuerpo es temporal, inevitablemente se deteriorará, y cuanto más apego tengas al cuerpo más sufrirás cuando esto suceda. Así que tendrás que buscar tu apoyo vital en otra cosa. Con las asanas (sencillas) creamos una base para poder luego experimentar esa realidad fundamental, que se manifiesta como paz primero, luego gozo, e incluso como inspiración y guía.

Grandes yoguis contemporáneos como Sri Aurobindo, Yogananda o Haidakhan Baba ni siquiera enseñaban asanas; en vez de ello enfatizaban, respectivamente, la entrega constante al Divino, la práctica de respiración y meditación, y la repetición del nombre Divino y el servicio desinteresado (Karma Yoga). Porque tradicionalmente hay muchas formas de Yoga, y el practicante debe seguir aquella que encaje mejor con su temperamento. Así que en la clase de Yoga no se trata de "hacerlo bien", sino de crear un espacio sin competencia en el que puedas vislumbrar la paz, el gozo y la inspiración del Ser a través de diferentes técnicas sencillas pero profundas. Y cualquier cosa que hagas para ello estará perfectamente bien.

martes, 14 de junio de 2016

El sendero de los Siddhas


Una palabra que define el sendero de los Siddhas es "transmutación" - de las energías, de la mente, de los intereses, incluso del físico. Yoga es este proceso de transmutación. Otra palabra que lo define sería "entrega" - ¿a qué? A un principio superior. El yogui debe encontrar ese principio superior dentro y fuera, sintonizar con Él, y entrega paulatinamente sus energías, intereses y forma de vida a ese principio. Esto forma parte de la transmutación.
La Shakti, la energía, tiene un papel fundamental en este proceso. En Siddhas como Sri Aurobindo era la energía divina la que descendía y culminaba la transformación. Los 18 Siddhas despertaban y elevaban la Shakti a través de kriyas o técnicas yóguicas, entre las que destaca el pranayama.
Esta transmutación se resume en el dicho "el jiva se convierte en Shiva" - el individuo se convierte en divino. En el logro supremo de los Siddhas la transformación incluye todo, incluso el cuerpo físico del yogui.

viernes, 20 de mayo de 2016

Receptividad y Gracia


La gracia está constantemente derramándose, en todo momento y para todos, incluso en eventos que consideramos desgracias. Cuando, a través del Yoga, aprendemos a volvernos receptivos a ella, a sintonizar con ella y dejar que guíe el timón, entonces se multiplica ilimitadamente. Pero para ello primero hay que entregar incluso los gustos conocidos del ego, para recibir a cambio algo que no podemos imaginar.

Dificultades y oportunidades


Las dificultades se convierten en oportunidades para volvernos hacia la fuente de guía interna y recibir la Gracia.


Ecuanimidad



Cuando comienzas a explorar el Yoga, la calma puede que no sea tu primer objetivo. Puedes ser fácilmente arrastrado por la búsqueda de las llamadas “experiencias espirituales”, la buena forma física, la pérdida de peso, el significado existencial, o la reducción de los efectos del estrés. Tales objetivos son valiosos por sí mismos, pero sin calma ninguno de ellos durará, dada la programación de los cuerpos emocional y mental y su influencia avasalladora. Por tanto, es de importancia primordial que tú, como estudiante de Yoga, comprendas por qué la ecuanimidad debe ser tu primer objetivo, y cómo lograrla.

Ecuanimidad significa permanecer calmado o con la mente imparcial frente a cualquier fuente de perturbación, no importa si la vida te trae lo que quieres o lo que no quieres, placer o dolor, verdaderamente, cualquiera de las dualidades de la vida. Como la famosa réplica de Ramana Maharsi, cuando le pidieron que describiese su estado de iluminación: “Ahora nada puede perturbarme más”.

G. Satchidananda, "La iluminación: no es lo piensas"

miércoles, 4 de mayo de 2016

Preparación para la Consciencia Superior

Esta Consciencia Superior que lleva consigo una sensación de existencia amplia y sin límites, luz, poder, paz, gozo, etc. está siempre encima de la cabeza, y cuando algo de la Fuerza espiritual desciende para trabajar sobre la naturaleza, es de ahí desde donde viene. Pero nada como el pleno descenso de la paz, el gozo, etc. puede venir mientras el ser no esté preparado. Muy usualmente la primera preparación es trabajar sobre la naturaleza mental, emocional y física de tal manera que el alma, el ser psíquico (la chispa divina en el corazón) pueda tener una oportunidad de manifestarse y de influenciar al resto de la naturaleza; para ese propósito, todas las principales oscuridades de la mente y del emocional tienen que ser combatidas y expulsadas, y el cuerpo físico preparado también de forma material para que el descenso sea posible.
Sri Aurobindo, Cartas sobre el Yoga

Newsletter de mayo: "Preparación para la Consciencia Superior":
Suscripción: suscribir@kriyayogadebabaji.net