lunes, 31 de agosto de 2015

Espiritualidad es empatía


El desarrollo "espiritual"/personal se mide por la capacidad de empatía/compasión - esto no es sentir pena por los otros, sino ser capaz de sentir lo que sienten los demás seres vivos. La misma Amma, la "santa de los abrazos", contó en una entrevista que cuando sintió el sufrimiento de la humanidad su primera idea fue suicidarse, pero luego comprendió que eso no serviría de nada. Desde entonces ha compartido abrazos con millones y realizado una gigantesca obra social. En una ocasión le comenté a mi profesor de Yoga que estaba harto de procesar tanta basura emocional en mi práctica yóguica, y me dijo que "cuando acabe con mi basura, luego está la de los demás"... Uf. Y luego además, están los que absorben el karma negativo (sufrimiento) de otros para ayudarles en su evolución - primero, porque pueden hacerlo, y segundo, porque quieren. A eso le llamo yo "maestría".

Miro a través del mundo y ningún horizonte se alza ante mi mirada;
veo París y Tokyo y Nueva York,
veo las bombas estallando en Barcelona y en las calles de Cantón.
Las innumerables felonías del hombre y los excepcionales buenos actos toman lugar dentro de mi único ser.

Soy la bestia que él asesina, el pájaro que él alimenta y salva.
Los pensamientos de mentes desconocidas me exaltan con su estremecimiento,
cargo el dolor de millones en mi pecho solitario.

"Hombre cósmico", Sri Aurobindo, 1938

No hay comentarios:

Publicar un comentario