lunes, 14 de agosto de 2017

Fusión


Él me otorgó el gran gozo del espacio de gracia.

La penetración encuentra su lugar en la omnisciencia;
el amor se establece en la gracia;
la luz interna se entremezcla con el resplandor divino;
serenos son los Siddhas de Yoga en su claridad.

Tirumandiram,
Siddha Tirumular

sábado, 12 de agosto de 2017

Afrontar la vida y transformarla


"La vida debe ser afrontada en su totalidad, con toda la fealdad, la falsedad y la crueldad que todavía contiene, pero debemos ocuparnos de descubrir en nosotros mismos la fuente de toda bondad, toda belleza, toda luz y toda verdad, para poner conscientemente esta fuente en contacto con el mundo, con el fin de transformarlo" - La Madre

(Con las 7 meditaciones de Kriya Yoga - primer nivel - aprendemos a sintonizar de diferentes formas con la Fuente de inspiración, con el fin de mejorar nuestra vida y la vida de los que nos rodean)

jueves, 10 de agosto de 2017

Bogar - Bo Yang


Santuario de Boganathar o Bogar, uno de los grandes Siddhas, en la montaña de Palani, all sur de la India. De ahí sale un pasadizo que se adentra en la montaña. Por ahí desapareció Bogar la última vez que se le vio con vida, tras haber dejado el complejo de templos de Palani a cargo de Pulapani, su principal discípulo. El actual abad de Palani es descendiente directo de Pulapani.

No se sabe si Bogar sigue vivo en el corazón de la montaña, en samadhi (éxtasis yóguico), o si finalmente abandonó el cuerpo. Nadie se atreve a adentrarse por el pasadizo, lleno de serpientes y maleza. La montaña de Palani es un gran centro de peregrinación en Tamil Nadu.

Bogar es el más científico de los Siddhas; dice la leyenda que viajó por todo el mundo, incluyendo China, donde fue llamado Bo Yang y dictó el Tao Te King, obra principal del taoísmo. El taoísmo y los Siddhas de Yoga ofrecen enseñanzas muy similares, como su énfasis en la transmutación de la energía vital/sexual en energía espiritual.

lunes, 7 de agosto de 2017

Indagando en la Fuente


La meditación profunda no es "dejar la mente en blanco" – uno deja la mente en blanco, abierta a todo tipo de influencias, cuando ve la televisión o escucha un discurso o un sermón. En la meditación más bien se aquieta la mente, dejando partir lo fenoménico y lo temporal (pensamientos, percepciones internas y externas) y uno se centra en el noúmeno, la esencia del Ser. Esta esencia es la consciencia, la base sobre la que se manifiestan los pensamientos y las percepciones - y los yoguis realizados llegan a afirmar que es también la base que manifiesta lo que llamamos "realidad física". De hecho, los neurocientíficos nos dirían que todo lo que experimentamos físicamente no es sino la vivencia psíquica de la "realidad" exterior, que no conocemos sino a través de su traducción final en fenómenos mentales.

Así que la consciencia es la piedra filosofal, la clave de toda existencia. Los yoguis llevan milenios indagando en su origen. Algunos como Ramana Maharsi dijeron que si indagas en ella lo suficiente descubrirás que el "yo" no existe en realidad, es una mera ilusión en el Ser/consciencia sin límites. Y que esta realización es el fin de todo sufrimiento.

Meditar sería, así, más que desconectar de todo, reconectar (Yoga es "unión") con el Principio sobre el que se manifiesta la existencia. Algunos yoguis definieron este Principio como Sat-Chit-Ananda: existencia-consciencia-gozo.